¿Qué necesidades de cuidados tenemos: apoyo en la crianza, atención a personas mayores, ayuda con las tareas del hogar…? ¿Cómo las estamos cubriendo? Éstas son algunas de las preguntas que el Mar de Cuidados ha lanzado en el distrito de Vicálvaro. Se trata de hacer un diagnóstico de la mano de vecinas y vecinos para identificar las necesidades de cuidados de la población del distrito y la forma en que se están cubriendo, así como la red cotidiana que utilizan a la hora de cubrir sus necesidades en el día a día, además de mapear los proyectos e iniciativas económicas que se han desarrollado como respuesta a la crisis.

Este diagnóstico forma parte del Laboratorio de Competencias Ciudadanas, que se realiza durante la primera fase de MARES para identificar iniciativas, necesidades y competencias necesarias para desarrollarlas. El de Vicálvaro se trata de un proyecto piloto para probar la metodología, que luego se replicará en el resto de distritos.

Se han realizado cuatro convocatorias: un paseo participativo con familias en Valdebernardo el 20 de mayo; un taller en Cañada Real Galiana y otro de necesidades de cuidados con mujeres el 24 de mayo; y un paseo participativo con mayores en el casco histórico de Vicálvaro el día 30.

cuidados

Taller participativo en Cañada Real Galiana.

Protagonistas y agentes clave

“El objetivo de los talleres es llegar a grupos de población que, por su situación en el ciclo vital, tienen necesidades de cuidados intensas”, explica Guiomar Morales, responsable del Mar de Cuidados. “Por otro lado, también queremos llegar a personas cuidadoras, que en su mayoría, debido a la división sexual del trabajo, son mujeres. Es decir, personas cuidadas y personas cuidadoras”.

El primer paso para diseñar el diagnóstico fue realizar un mapeo previo del distrito. “Hicimos una  aproximación al territorio a través del análisis de documentos y de entrevistas a personal de la Junta Municipal, agentes de igualdad, dinamizadores vecinales, etc. El objetivo era que nos ayudasen a identificar personas clave con las que contactar para el diagnóstico”, recuerda Morales. Así, por ejemplo, para realizar el paseo con familias se contactó con una persona de un AMPA del distrito, que ayudó a trasladar la convocatoria a otra gente potencialmente interesada.

En los paseos se trata de identificar las redes que se utilizan para cubrir las necesidades de cuidados. “El paseo lo dirigen las propias vecinas y vecinos, que nos guían a través del barrio”, aclara Morales. “Buscamos espacios de socialización e interrelación, si los hay o no los hay; zonas de comercio minorista a las que van a hacer las compras, o si por el contrario acuden al centro comercial; o los servicios públicos de los que disponen, si los usan o si cubren sus necesidades”.

cuidados

Paseo con personas mayores en Vicálvaro.

Necesidades y potencialidades

Esta metodología, en la que vecinas y vecinos toman un papel protagonista, permite detectar numerosas cuestiones. “En la deriva con familias por Valdebernardo, por ejemplo, nos hablaron de que la juventud no se apropia de los espacios públicos para el ocio, que los hay, pero no cuentan con dinamización ni servicios. Así, los jóvenes acaban buscando el ocio fuera. Ahí vimos que hay un nicho para proyectos económicos que propongan actividades que ayuden a cubrir esta necesidad”, cuenta Morales.

“También nos han contado que hay muchos edificios antiguos en los que viven personas mayores que tienen problemas de movilidad; o que apenas hay espacios culturales. Nos han comentado que se han ido cerrando los cines y que para ver una película tienen que ir fuera del barrio”, añade Morales.

Por su parte, “en Cañada Real vimos que está todo por hacer, y ese todo por hacer está muy relacionado con los cinco sectores de MARES. Así, por ejemplo, a través del Mar de Energía se pueden construir dispositivos de autoconsumo, o se puede colaborar con el Mar de Movilidad para hacer una señalización postal, que ahora mismo no existe”.

cuidados

Paseo diagnóstico en Valdebernardo.

Pero no solo se han identificado carencias: multitud de competencias e iniciativas ciudadanas han salido a la luz. “Hemos detectado muchas iniciativas en marcha, como un sistema de organización informal para compartir vehículo privado para salir de Cañada Real, ya que ahora sólo hay un autobús con poca frecuencia de viajes. O grupos de madres que se organizan para el cuidado de sus hijos e hijas, con lo que se podrían potenciar esas redes de apoyo mutuo”. También se ha comprobado que la población del distrito tiene numerosas competencias y conocimientos que se pueden vincular con proyectos de MARES, como experiencia en el reciclaje y la reutilización de objetos, o en el desarrollo de huertos urbanos.

En definitiva, el diagnóstico está permitiendo visibilizar numerosas potencialidades a la hora de desarrollar iniciativas ciudadanas y proyectos económicos que cubran necesidades de cuidados.

Las próximas convocatorias destinadas a la población joven y a la ciudadanía en general son las siguientes:

Sábado 10 de junio. Panel participativo en el Centro Comercial Vicálvaro (c/ San Cirpiano 1) de 10.30 a 13.30 horas.

Martes 13 de junio. Paseo participativo con familias del barrio de Valderrivas (c/ Minerva s/n) de 18.00 a 20.00 horas.

Viernes 16 de junio. Taller performance dirigido a gente joven en el Centro Social Juvenil 1951 (c/ Lago Titicaca 10, Vicálvaro) con dos pases: 19.30 y 20.30 horas con inscripción previa en cuidados@maresmadrid.es.

Pin It on Pinterest